viernes, 4 de diciembre de 2009

MelOdías


Melodías de tu espíritu.

Grito ciego.
Torrente de amor.
Descubriste tu cuerpo,
anhelaste piel.

Descalza volaste por senderos húmedos.
Te perdiste, sonriente, en rojos y ojos de miradas que siempre pretendiste.

Fue entonces que abriste tus palmas al aire, y este te consintió perfumar corazones.

Tu nombre, ícono de placer, amor y tormento.
Azufre y miel
Cielos e infiernos
Diste sexo por amor y obtuviste amor por sexo.
Tu flor…un arma delicada
Tu presa… aquel que aprendió a amarte, se resigno a no entenderte.
Ya que de tu miel, se volvió adicto.

El tiempo, tu verdugo justiciero; tu dulce encanto, aliado de mil batallas.

Es tu alma el corazón de tu espíritu
y tu cuerpo, efímero canto de belleza.
Cuando abres tus ojos…
…se despierta mi amor inmenso.
Y cuando los cierras…
…te despiertas, amante, en todos mis sueños.

2 comentarios:

Edu dijo...

Primera vez que te leo y he apreciado tus versos, buena selección de palabras para envolver emociones e instantáneas. Gran trabajo.

Edu
viaexprosa.com

Anónimo dijo...

ELIXIR....

El suave elixir del deseo se mescla
Son venusinas deseadas
Solo amadas en cuentos

Amantes de las noches húmedas
Entre suaves y gritos silenciosos

Oh!! Observas, observas
La ñecla del vino tinto
Cuanta pasión habrá después

Juntos caer
Respiras oliendo la fresca piel
La deseas…

Mienten tus letras al decirle adiós
Las deseas…
Eva, Camila, Andrea y más
Juntas en tu torbellino pasional

Oh!!! Mesclas de tintos vinos
El añejo es mejor
Huelo en ti la frescura del joven

Pero tus canas se notan
Aun así dices moverte bien
No niego
Esta apetecible…

Lo sé…