sábado, 25 de julio de 2015

 fb

Fantasías
Descubrir y descubrir
Y no parar de descubrir, 
como un tierno y enajenado desquiciado, como un loco por la fiebre del oro;
con el corazón iluminado
cual farol en mano, 
latiendo cada vez más encandilado;
tentando casi a ciegas por las rutas y grutas de tu piel;
desabrigando lo abrigado,
liberando lo aprisionado
Descubriendo, descubriendo
Tan solo descubriendo. 
Sabido y confiado
con calma y paciencia
del que busca y encuentra
Sabido de las gemas 
que esperan de un profanador, 
de un alquimista que todo lo ve oro.